Pasos a seguir para un rediseño web

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El éxito del rediseño de un sitio ha de estar bien organizado. Prosigue estos pasos para no perder tu posicionamiento web en buscadores y acrecentar el desempeño de tu sitio.

¿Tu web está anticuada? ¿Está cambiando tu posicionamiento o tu estrategia? ¿Estás implementando una estrategia de inbound marketing? Hay muchas razones para considerar un rediseño de tu web. Sin embargo, hay que tener cuidado de no considerar el rediseño como un simple trabajo de pintura sobre la antigua, sino como un proyecto estratégico con objetivos específicos. Te damos nuestros consejos para un rediseño exitoso en 6 pasos.

¿Por qué rediseñar tu web?

Hay diferentes señales que te indicarán que ha llegado el momento de rediseñar tu web:

  • El rendimiento de tu web es insuficiente: los largos tiempos de carga de tus páginas web afectan a la experiencia del usuario. No sólo es probable que los usuarios dejen de navegar, sino que no volverán. Para ser mejor referenciado, tu sitio debe estar técnicamente en los primeros puestos. Por eso, optimizar el rendimiento de tu web justificará un rediseño del sitio.
  • Tu sitio no es seguro: desde 2017, los algoritmos de Google favorecen a los sitios https. Esto tiene sentido porque un sitio que ha adoptado un protocolo más seguro garantiza una mejor experiencia de navegación para los internautas. Si tu sitio sigue en http, es hora de actualizarlo.
  • Estás haciendo un cambio en tu estrategia de marketing: si optas por un nuevo posicionamiento, tendrás que considerar una modificación en profundidad de tu sitio. Del mismo modo, si estás implementando una estrategia de inbound marketing, necesitarás un sitio optimizado para la generación de leads.
  • Tu web está mal indexada: no solo no aparece en la primera página de Google para las palabras clave a las que se dirige, o incluso tiene páginas que no aparecen. Un rediseño de tu sitio web te permitirá mejorar tu SEO desde un punto de vista técnico o en la optimización del contenido.
  • Tu sitio no es responsive: tus páginas web se visualizan mal en móviles o tabletas. Sabiendo que, desde 2016, la navegación web móvil supera a la de escritorio, es urgente actualizar tu web.

Si tus alertas se dispararon cuando leíste estos puntos, deberías considerar un rediseño del sitio web. Pero cuidado, el rediseño no es un ejercicio trivial. Si se prepara mal, puede ser perjudicial, sobre todo en lo que respecta a las referencias orgánicas. Por eso es importante considerar el rediseño como un proyecto digital en sí mismo.

6 pasos para un rediseño web con éxito

Un rediseño exitoso no debe descuidar ningún aspecto. Técnica, SEO, contenido, ruta de conversión, primero debe analizar su rendimiento, detectar los puntos débiles y luego definir las especificaciones para tu nuevo sitio web.

1.- Realice una auditoría de tu sitio web actual

Un rediseño es un proyecto esencial en tu estrategia digital. Antes de establecer los objetivos, hay que empezar por analizar el sitio actrual mediante una auditoría de tu sitio web.

Esta auditoría incluirá 4 partes principales:

  • Una auditoría de navegación: ¿permite tus menús de navegación guiar fácilmente al usuario a las páginas que satisfacen sus necesidades?
  • Una auditoría de conversión: ¿tu sitio web te permite alcanzar tus objetivos de generación y conversión de clientes potenciales?
  • Una auditoría SEO: ¿está tu sitio web suficientemente bien referenciado en las palabras clave a las que se dirige?
  • Auditoría técnica: ¿cumple tu web los criterios de optimización técnica (tiempo de carga, diseño responsive)?
  • Utilizando Google Search Console y Google Analytics, podrás ver qué páginas tienen un buen rendimiento y cuáles generan pocos resultados.

Tu auditoría también le permitirá evaluar la pertinencia de tu ruta de conversión y reajustarla en función del recorrido de tu comprador. Con este conocimiento, elegirás optimizar ciertas páginas y fusionar otras. También tendrás indicaciones sobre la estrategia de contenidos a seguir.

2.- Elije tu CMS

Un CMS es un sistema de gestión de contenidos que permite crear y publicar contenidos en línea sin necesidad de utilizar programación HTML. WordPress es el más utilizado en el mundo, pero hay diferentes soluciones.

Dependiendo de tus objetivos y experiencia, es importante elegir el CMS adecuado. También es importante asegurarse de que tiene el control sobre tu CMS. Ten cuidado porque algunos proveedores ofrecen soluciones propietarias que te impedirán modificar tu sitio web a tu gusto.

3.- Realizar las modificaciones de https

Aprovecha tu proyecto de rediseño para aumentar el nivel de seguridad de tu web. Será un éxito si tus visitantes podrán navegar con confianza en tu sitio. Y, además, cambiar tu sitio a https le dará un impulso en Google.

4.- Establezca su plan de redireccionamiento

El plan de redireccionamiento es un paso esencial para el éxito del rediseño del sitio web. Si cambias de URL en tu sitio y no planificas las redirecciones, vas a perder todo en el SEO.

Vas a perder todo el tráfico de los motores de búsqueda que habías adquirido con esfuerzo, mientras esperas que tus nuevas URLs sean indexadas. Tu sitio perderá el beneficio de todos los enlaces que apuntaban a él, lo que también dará lugar a una caída en los resultados de búsqueda.


5.- El contenido de la web

Los contenidos de tu sitio, tus textos prioritarios, son esenciales para convencer. El rediseño del sitio web es precisamente la oportunidad de revisarlos.

Optimice tus contenidos para que sean referenciados de forma natural

Tus páginas deben ser comprensibles para los motores de búsqueda como Google. De lo contrario, se corre el riesgo de no estar bien referenciado en ellos. Para ello, empieza por elegir buenas palabras clave para no perder el tiempo.

El rediseño de un sitio web es un proyecto que requiere un control extremo. De hecho, el más mínimo error puede hacer perder el beneficio de todos los esfuerzos de SEO. En cualquier caso, el rediseño debe basarse en la estrategia de inbound marketing previamente construida. De este modo, optimizarás tu sitio para generar clientes potenciales y aumentar las tasas de conversión en función de tus personas y tu trayectoria de compra. El diseño impulsado por el crecimiento te permitirá optimizar continuamente tu sitio para satisfacer los requisitos de tu estrategia.

Más
artículos

Manteniment WordPress

Com funciona WordPress?​

La teva pàgina web està feta amb WordPress, el gestor de continguts per a creació de webs més popular del mercat. És un sistema robust i flexible que permet que fer pàgines de tot tipus: blocs, corporatives, botigues online, etc.

També, per ells, és un programari complex i que rep constants actualitzacions per millorà el seu rendiment, afegir noves funcionalitats i evitar problemes de seguretat.

WordPress augmenta les seves possibilitats amb els plugins, que són extensions complementàries que instal·les per cobrir una necessitat concreta. Per exemple, hi ha plugins per captar subscriptors, posar un xat de suport a la teva web, millorar la velocitat de càrrega, col·locar botons per compartir en xarxes socials, afegir passarel·les de pagament … pràcticament tot el que se t’ocurreixi.

Tant la versió de WordPress com els plugins instal·lats en la teva web han d’estar actualitzats a l’última versió per garantir el correcte funcionament de la teva pàgina. El problema d’això és que pot sorgir incompatibilitats entre ells.

Què aconsegueixes amb el manteniment?
  • Mantenir actualitzat WordPress i els plugins instal·lats
  • Resolució de possibles incompatibilitats entre ells
  • Còpies de seguretat setmanals de tu web actualitzades en un servidor propi extern
  • Recuperació del web en cas de desastre
  • Suport i resolución de dubtes via email
El manteniment no inclou actualització de contingut ni modificacions de la pàgina web a petició de client. Per Això, és aconsellable contractar una borsa de treball a part.

Mantenimiento WordPress

¿Cómo funciona WordPress?

Tu página web está hecha en WordPress, el gestor de contenidos para creación de webs más popular del mercado. Es un sistema robusto y flexible que permite hacer páginas de todo tipo: blogs, corporativas, tiendas online, etc.

También, por ello, es un software complejo y que recibe constantes actualizaciones para mejorar su rendimiento, añadir nuevas funcionalidades y evitar problemas de seguridad.

WordPress aumenta sus posibilidades con los plugins,que son extensiones complementarias que instalas para cubrir una necesidad concreta. Por ejemplo, hay plugins para captar suscriptores, poner un chat de soporte en tu web, mejorar la velocidad de carga, colocar botones para compartir en redes sociales, añadir pasarelas de pago… prácticamente todo lo que se te ocurra hacer. Los plugins también tienen sus actualizaciones propias, que son enviadas por los desarrolladores de los mismos.

Tanto la versión de WordPress como los plugins instalados en tu web deben estar actualizados a su última versión para garantizar el correcto funcionamiento de tu página. El problema de esto es que pueden surgir incompatibilidades entre ellos.

¿Qué consigues con el mantenimiento?
  • Mantener actualizado WordPress y los plugins instalados
  • Resolución de posibles incompatibilidades entre ellos
  • Copias de seguridad semanales de tu web actualizadas en un servidor propio externo
  • Recuperación de la web en caso de desastre
  • Soporte y resolución de dudas vía email

 

El mantenimiento no incluye actualizaciones de contenido ni modificaciones de la página web a petición del cliente. Para ello, es aconsejable contratar una bolsa de trabajo aparte.